Las pastelerías centenarias con más encanto del centro de Madrid

Os presentamos las 5 pastelerías centenarias del centro de Madrid con más encanto, ideales para comprar los dulces manjares que nos brinda la gastronomía madrileña

Cualquier época del año es buena para pegarse algún capricho dulce como buñuelos, rosquillas o napolitanas elaborado en las pastelerias centenarias de Madrid con más encanto. Estas son nuestras 5 pastelerías centenarias preferidas:

Antigua Pastelería del Pozo

La Antigua Pastelería del Pozo no podía faltar en la lista de las pastelerías centenarias de Madrid, ya que se trata de la más antigua de España. Fundada en 1830, en 1900 pasa a ser propiedad de Julián Leal Charle, cuyos sucesores siguen regentando el negocio hoy. En ella se pueden degustar deliciosos dulces, donde destacan sus hojaldre, el roscón de reyes (sin fruta escarchada), elaborados de forma artesanal, con las recetas de antaño.

El local ha sido objeto de varias reformas, pero conserva el mobiliario original, con un mostrador de mármol y madera, máquina registradora antigua y una balanza clásica de dos platos.

Situada en la calle del Pozo, toma su nombre de ésta, que a su vez debe el nombre a la tradicional creencia de la existencia de un pozo milagroso, ubicado en esta calle y al que se  arrojaban las reliquias de los santos.

Dirección: Calle del Pozo, 8, 28012 Madrid

Las pastelerías centenarias con más encanto del centro de Madrid

Casa Mira

Luis Mira, confitero de Jijona, decidió probar suerte en Madrid, montando su primer negocio de venta de turrones en 1842, en un puesto en la Plaza Mayor. Sus dulces enseguida tuvieron gran éxito , convirtiéndose en proveedor de la Casa Real durante el reinado de Isabel II, de Amadeo de Saboya, de Alfonso XII, de la Regencia de María Cristina y de Alfonso XIII. 

La sexta generación de la familia Mira sigue regentando el establecimiento actual, fundado en  1855 y situado en la Carrera de San Jerónimo. El local se mantiene inalterable desde su fundación, compuesto por una gran sala cuadrangular cuyas paredes están revestidas de caoba y espejos y sus techos vestidos con escayola decorada con motivos florales. 

Casa Mira es la única fábrica de turrones de mediados del siglo XIX en activo, y hoy en día es una de las tiendas de turrón más significativas de Europa. El éxito de sus turrones y del resto de los dulces navideños que elaboran radica en la gran calidad de sus materias primas y en su elaboración tradicional.

Dirección: Carrera de S. Jerónimo, 30, 28014 Madrid

Las pastelerías centenarias con más encanto del centro de Madrid

Pastelería El Riojano

La pastelería El Riojano fue fundada en 1855 por el pastelero personal de la reina María Cristina de Habsburgo, Dámaso de la Maza, más conocido por el sobrenombre de El Riojano, esta centenaria pastelería, que mantiene casi intacta su decoración incial, permite disfrutar de algunos de los mejores dulces de Madrid en su clásico y acogedor salón de té, situado al fondo de la tienda.

Su obrador sigue el calendario tradicional de Madrid: Roscones de Reyes, panecillos de San Antón, rosquillas tontas y listas, azucarillos de San Isidro, huesos y buñuelos de santo, la corona de la Almudena, etc. En 1892 se hizo la reforma a la que la tienda debe su aspecto actual: caobas de Cuba, mármoles de carrara y bronces.

Dirección: Calle Mayor, 10, 28013 Madrid

Las pastelerías centenarias con más encanto del centro de Madrid

La Mallorquina

El nombre de La Mallorquina, establecimiento de 1894, se debe al origen mallorquín de los fundadores: Coll, Ripoll y Balaguer, y su producto estrella primigenio no era la napolitana actual, sino la ensaimada y el chocolate a la taza que les proporcionaba Matías López, cuya fábrica se encontraba en la cercana calle de Montera y que degustaban los clientes en el saloncito que entonces estaba en lo que hoy es la trastienda.

Se trata de un establecimiento con dos departamentos muy bien diferenciados, ya que tiene café-bar y pastelería, aunque también vende fiambres. Son famosas sus ensaimadas, napolitanas y trufas. Su emblema es una mallorquina bailando, que aparece en su rosado papel de envolver.

La Mallorquina cuenta con otras sucursales en las calles Velázquez, 39, y Mira el Río Baja, 21 (en el Rastro).

Dirección: Puerta del Sol, 8, 28013 Madrid

Las pastelerías centenarias con más encanto del centro de Madrid

La Duquesita

Desde su apertura en 1914, La Duquesita se especializó en preparar cajas de bombones o pastelillos de mermelada con los que los caballeros que ingresaban en alguna orden militar obsequiaban a sus familiares. Ha recibido a lo largo de los años a grandes personalidades como la reina María Cristina

En su interior, decorado con madera y ornamentación dorada, una muñeca de alabastro da la bienvenida a todos los que buscan un viaje al pasado mientras saborean tartas y dulces artesanos como los pestiños, el brazo de gitano o el navideño Roscón de Reyes.

Desde que en 2015 fuera adquirida por el pastelero Oriol Balaguer, el establecimiento ha mantenido sus señas de identidad y sus recetas tradicionales, pero con nuevas aportaciones del prestigioso chef, entre ellas una tarta de nueva creación, de cuatro texturas de chocolate, bautizada como Tarta Duquesita, y los famosos croissants del cocinero catalán, considerados como unos de los mejores de la ciudad.

Dirección: Calle de Fernando VI, 2, 28004 Madrid

More from Jose Carlos

Madrid contará con 30 kilómetros de nuevos carriles bici

El Ayuntamiento acaba de aprobar 30 km de nuevos carriles bici que...
Read More

3 Comments

  • Todas son estupendas pero La Mallorquina tiene una particularidad , cuando llegas en metro a Sol y te acercas a la salida, comienzas a oler un olor característico…son las napolitanas y te arrastran hacia el interior de la pastelería hay que probarlas sin más remedio.

  • Todas son estupendas pero La Mallorquina tiene una particularidad , cuando llegas en metro a Sol y te acercas a la salida, comienzas a oler un olor característico…son las napolitanas y te arrastran hacia el interior de la pastelería hay que probarlas sin más remedio.

  • Hace 58 años viaje y me quedé en Argentina. Vivía en Claudio Coello Nro. 4. Habia enfrente una riquisima y famosa Confitería Hernani. Hasta 2015 estuvo, crei que estaría en éste artículo…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *