Guerra total del Ayuntamiento de Madrid contra las pintadas

Las pintadas en las paredes de Madrid, además de un deterioro estético, supone una merma para los bolsillos de los madrileños con un gasto de 2,6 millones de euros. El Ayuntamiento se ha propuesto acabar con esta lacra aumentando el número y la cuantía de las multas hasta 3000€.

El Ayuntamiento de Madrid incrementó el pasado mes de diciembre la cuantía de las sanciones por las pintadas: entre 300 y 3.000 eurossegún el tamaño y el lugar en que se hagana, tomando en consideración el artículo 20 de la ley 3/2007 de Medidas Urgentes de Modernización del Gobierno y la Administración de la Comunidad de Madrid.

Sobre esos parámetros, las sanciones son:

  • En el ámbito urbano pasan de 300 a 600 euros
  • En cierres comerciales, de 500 a 1.000 euros
  • En edificios oficiales de 500-1.500 a 1.000-2.000 euros
  • En fachadas y muros de 300-1500 a 750-2.000 euros
  • En edificios históricos, de 1.000-3.000 a 2.000-3.000 euros

Pero no es sólo la cuantía económica lo que se ha disparado. El número de sanciones a grafiteros también ha crecido de forma exponencial. En 2018 la Policía Municipal registró 128 expedientes sancionadores y, en 2019, sin contabilizar el mes de diciembre cuando se incrementaron las multas, el total llegó a 125.

Sólo en diciembre y los 27 días transcurridos de enero ese número ya ha llegado a 76 en apenas dos meses. Es decir, el Consistorio ya ha aplicado en este período un 59% de las denuncias que se interpusieron en cada uno de los dos anteriores años y si la proyección se mantuviera las multas rondarían en todo el conjunto de 2020 las 450, que supondrían un incremento por encima del 250%.

Y de esas denuncias, el distrito Centro concentra el 35% de las que se han interpuesto entre diciembre y enero con 27.

La limpieza de estas pintadas se encuadra dentro del contrato de limpieza integral que gestiona el Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de la capital y supone un gasto anual de 2.645.000 euros. De esos 2.645.000 euros se deduce un coste diario superior a los 10.000 euros para la retirada de estas pintadas a lo que la corporación municipal destina 24 vehículos municipales así como 28 operarios.

En 2019 se han llevado a cabo 52.338 servicios de eliminación de pintadas y desde Cibeles se ha actuado en 345.115 metros cuadrados entre enero y septiembre del pasado curso, según los datos de la corporación municipal, que sitúan Malasaña como punto principal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *