La nutria vuelve al río Manzanares tras 50 años de ausencia

Una nutria ha vuelto al río Manzanares. Llevaban 50 años desaparecidas a causa de la contaminación y el mal estado del río. La recuperación del estado natural del río desde el 2016 ha posibilitado su regreso, y el estado de confinamiento facilita la creación de una colonia.

La nutria ha conseguido llegar al centro de Madrid. La especie, catalogada en esta Comunidad en peligro de extinción, ha alcanzado la capital por el cauce renaturalizado del río Manzanares desde las zonas más serranas.

Ha sido vista a la altura del Puente de los Franceses, en el entorno del estadio Vicente Calderón por el biólogo de la Universidad Complutense de Madrid, Francisco José García.

Se conocía que la nutria estaba regresando al río desde hace un par de años, habiéndose detectado su presencia con huellas y excrementos, pero fue el verano pasado que se consiguió captar en vídeo su presencia en las aguas.

La nutria es el depredador que está en la cúspide, igual que el lobo o el lince. Se alimenta de cangrejos, reptiles, peces. Esta por ver que pueda llegar a asentarse una colonia de este mamífero en sus aguas. Lo que no cabe duda es que el grado de confinamiento de la capital favorece a ello, por el aún mayor grado de la calidad de las aguas y la menor presencia de humanos.

La nutria vuelve al río Manzanares tras 50 años de ausencia

Aumento de la biodiversidad del río Manzanares

Tanto la vegetación como las aguas del río pronto han sido habitadas por más de 80 especies animales. El paso de aguas estancadas a aguas que fluyen trajo consigo un importante cambio en las especies de peces: de las carpas, capaces de vivir en aguas más eutrofizadas y estancadas, se pasó a una gran presencia de barbos, autóctonos e incapaces de vivir en el otro tipo de sistema por la falta de oxígeno.

Las aves que antes se podían observar, algún pato o gaviota y otras especies de manera anecdótica, han dado paso a una amplía diversidad de especies vinculadas a las islas y a las zonas de arbolado, como la gallineta o el martín pescador, o a un cauce poco profundo como las garzas. También se puede ver cormoranes, gaviotas, patos y galápagos, entre otros.

La nutria vuelve al río Manzanares tras 50 años de ausencia

Renaturalización del río Manzanares

El río Manzanares sufrió una época de fuerte degradación ambiental. Durante el siglo XX, el ayuntamiento optó por el cierre de las compuertas de las presas para retener el agua y que tuviese el aspecto de un gran río, lo que provocó la pérdida de sus riberas, su vegetación y su fauna asociada. A raíz de esto, el río a su paso por la ciudad de Madrid se convirtió en un río de gran caudal, con agua estancada, maloliente y plagada de mosquitos

La renaturalización del río, con la anterior corporación municipal y siguiendo un proyecto de Ecologistas en Acción, ha mejorado la calidad de las aguas y ha propiciado la aparición de diferentes especies. En septiembre de 2016, el Ayuntamiento levantó las compuertas que retenían el caudal del río Manzanares por tramos desde 1955 con el objetivo de que los 7,5 kilómetros que atraviesan la ciudad recuperaran su estado natural. El nivel del agua bajó de 3,5 metros de profundidad a 30 centímetros, se formaron islas de arena y la fauna y flora progresaron.

La nutria vuelve al río Manzanares tras 50 años de ausencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *