Terrible caso de maltrato animal en un matadero de Madrid

Acaba de salir a la luz un nuevo caso de maltrato animal en un matadero de la Comunidad de Madrid. Esto lleva a demandar la obligación de implementar cámaras de vigilancia en mataderos para garantizar el bienestar animal.

 

La ONG Equalia ha publicado un vídeo en el que se muestran las imágenes captadas en 2019 por un trabajador infiltrado en un matadero de la Comunidad de Madrid en el que se electrocutan vacas conscientes antes de ser sacrificadas, una práctica que, según la normativa de control de bienestar animal, “solo se efectuará cuando se haya comprobado la pérdida de consciencia por parte del animal”.

Carnes Sierra Madrid, SA, ubicada en el término de Collado Villalba, está asociada a la Indicación Geográfica Protegida Carne de la Sierra de Guadarrama, la cual asegura un control de funcionamiento en mataderos “comprobando que el aturdimiento, sacrificio, sangrado y faenado del animal se ajusta a lo exigido por la legislación vigente”.

Sin embargo, las imágenes difundidas por Equalia muestran a una vaca siendo electrocutada aún consciente, mientras patalea con las pinzas eléctricas puestas en los ollares, esto es, en cada uno de los orificios nasales.

Después de la imagen de la estimulación eléctrica, llega la más escalofriante del vídeo, aunque lo que se vea no es ilegal, pero si éticamente reprochable. Una vaca se encuentra en un cilindro metálico para que no se mueva, llega el matarife y la degüella. El animal, completamente consciente, sufre minutos de agonía hasta que se desploma. El matadero tiene el certificado de rito halal, que consiste en el sacrificio de animales según los ritos prescritos por el Corán: se realiza un corte en la garganta a vacas, cabras, ovejas o aves de corral hasta que se desangran.

Advertencia: Las siguientes imagenes pueden herir su sensibilidad

Con este vídeo, Equalia busca demostrar una vez más la necesidad de la implementación de cámaras de vigilancia en mataderos, como una medida estrictamente necesaria para el correcto cumplimiento de las normativas de bienestar animal, además de servir de complemento en la función de control de los servicios veterinarios oficiales.

Este es el segundo escándalo de maltrato animal en matadero que la ONG destapa en la Comunidad de Madrid en cuatro meses, tras la presentación en septiembre de 2019 de imágenes dentro del matadero de Villarejo de Salvanés donde entraban “corderos sin identificar, en corrales llenos de pulgas sin ningún control de higiene y trabajadores que golpeaban sin escrúpulos a los animales”, denunciaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *