Revolución total en el Corte Inglés con cierre de varios de sus centros

Vienen tiempos de cambio en El Corte Inglés, que va a cerrar centros tan míticos en la capital como el de Serrano, Arapiles o Vista Alegre, con un cierre de 25 establecimientos en total por toda la geografía nacional.

Marta Álvarez Gail y Víctor del Pozo -presidenta y consejero de la empresa– han decidido llevar a cabo una auténtica revolución en sus tiendas.  El Corte Inglés ha decidido iniciar una reestructuración que supondrá la venta, cierre o transformación de hasta 25 centros comerciales.

Establecimientos del Corte Inglés que van a cerrar

De estos 25 centros comerciales en los que El Corte Inglés ha decidido intervenir, se ha conocido que serán 15 los que próximamente cierren sus tiendas:

  • Arroyomolinos (Comunidad de Madrid)
  • Arapiles (Comunidad de Madrid)
  • Guadalajara
  • Albacete
  • Ademuz (Valencia)
  • Constitución (Valladolid)
  • El Capricho (Marbella)
  • Marineda (A Coruña)
  • El Tiro (Murcia)
  • Costa Mijas (Málaga)
  • Meridiana (Barcelona)
  • Myrtea (Murcia)
  • Sevilla Este
  • Vista Alegre (Madrid)
  • Leganés (Madrid)

Situación en Madrid

El Corte Inglés de la calle de Arapiles (Chamberí) y el de la Avenida de la Plaza de Toros (Vista Alegre) son dos de los elegidos por el grupo para próximamente ser cerrados, pasando a convertirse en dos locales destinados a la división inmobiliaria de la marca. El otro centro que cerrará y que se encuentra en plena capital es el de la calle Serrano (Barrio de Salamanca), del cual aún no se sabe su futuro puesto que falta renovar el contrato.

  • Calle de Arapiles (Chamberí)
  • Avenida de la Plaza de Toros (Vista Alegre)
  • Calle Serrano (Barrio de Salamanca)
  • Arroyomolinos
  • C.C. Parquesur (Leganés)

Son cinco los centros que El Corte Inglés va a cerrar en Madrid y los otros dos restantes se encuentran en dos localidades de la Comunidad. Ambos comparten una peculiaridad que les diferencia de los que cerrarán en plena ciudad, y es que todo parece indicar que no cesarán completamente su actividad, ya que mantendrían una parte de sus espacios.

El Corte Inglés de Arroyomolinos podría mantener su sala de alimentación, mientras que el local situado en el Centro Comercial Parquesur de Leganés sufrirá un cierre parcial de su tienda.

 

Elevados costes de despido

La razón por la que El Corte Inglés opta por estas medidas y no por el cierre de todas ellas es el personal. Tres millones de euros sería el precio que tendría que pagar la empresa por cerrar uno de estos centros que cuenta con alrededor de 300 personas en su plantilla y unos 10 años de antigüedad. En esta ‘revolución’, no se esperan despidos, sino que se pretende incluso incorporar a aquellos trabajadores excedentarios.

Desde El Corte Inglés no consideran un problema la reubicación de hasta 8.000 empleados que podrían verse afectados durante el proceso, puesto que se tendrá en cuenta la salida de trabajadores que próximamente alcancen la edad de jubilación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *