Los 20 bares de Madrid con las tapas más generosas

Hemos seleccionado los 20 bares de Madrid con las tapas más abundantes. ¡Salir comido de un bar madrileño por unos pocos euros es posible!    

 

Cervecería Churruca

(Churruca, 21). Esta cervecería es un clásico en lo que a tapas gratis se refiere. Las bravas, la tortilla de patatas o el jamón y el queso son algunos ejemplos. Mención especial merece su tapa de cocido de los miércoles. Además, su carta incluye una extensa variedad de raciones y platos combinados.

Mesón El Lagar

(Ferraz 39) Con cada caña o bebida que te pidas te ponen una sabrosa y generosa tapa como pincho de tortilla. patatas bravas, alioli, lacón, ensaladilla, chorizo, gambas… Ya os imagináis qué tipo de tapas son, pero no desconfiéis. Porque en El Lagar la cosa mejora en sucesivas rondas. A más gente y más rondas la cosa es aún mejor.

 

Oh Galo!

(Pelayo, 72). Apto para celebrar cumpleaños, sirve generosas y variadas tapas. La de jamón serrano sobre una base de patatas fritas figura entre las que más que triunfa. En sus reseñas, los parroquianos ensalzan la amabilidad de su personal y lo acogedor del local, que también tiene menú.

 

El respiro

(Infantas, 34). Los dueños son majetes, las cañas están bien tiradas y las tapas son para quitarse el sombrero. Patatas con salchichas y pimientos (quizá mi tapa favorita de El Respiro, en su sencillez radica su encanto), alitas de pollo, croquetas, empanadillas, paellita, choricito… y así siguiendo por la gloriosa ruta de la tapa española. Por supuesto,dos o tres cañas aquí equivalen a comida o cena. La caña cuesta un pelín más que en otros bares, pero si te vas comido a cambio,creemos que compensa.

 

Cervecería Sierra

(Galileo, 41). Croquetas, sándwiches, bravas… La lista suma y sigue en este local situado en el barrio de Moncloa y frecuentado fundamentalmente por jóvenes universitarios que buscan cenar gratis mientras se van entonando con unas birras. Al caer la noche suele estar ya abarrotado.

 

Hermanos Egea

(Batalla del Salado, 33). Un local que mantiene su esencia más pura sin dejar de lado el sabor en todas y cada una de sus tapas. Además de disfrutar de las tapas andaluzas más tradicionales (como el pescadito frito), también puedes disfrutar de una amplia opción de carta para veganos y celíacos.

 

Tapería La Pequeña Graná

(Embajadores, 124). No podía faltar la representación de una de las mejores ciudades españolas para tapear, la andaluza Granada. Con más de 20 tapas a elegir, esta tapería representa a la perfección la filosofía y ambiente granadinos. Atención a su hummus de remolacha con tortillitas de trigo, a su canelón de espinacas con salsa de queso y a su pincho moruno con chimichurri argentino.

 

La Pomarada

(Conde Duque, 3). La pomarada se encuentra en el barrio de Conde Duque. Este bar es un asturiano con las tapas gratis más variopintas que cambian cada día y de vez en cuando hacen ronda de pinchos por todo el local. Recomendamos 100% probar la tortilla de patata.

Sidrería El Tigre 

(Infantas, 30) y el El Tigre (Hortaleza, 23). Clásico entre los clásicos, otra dirección recurrente entre la gente jóven es este bar tradicional, famosa por el tamaño de las tapas que acompañan la bebida, aunque la calidad es muy justita. Tienes que probarlo al menos una vez en la vida.

El rincón Abulense

(Caballero de Gracia, 18). Viajamos a la región de Ávila para degustar tapas caseras, caseras. Su ubicación es privilegiada, en la calle Caballero de Gracias, 18. Al lado de Gran Vía, en pleno centro. Lo bueno es que esta calle no es especialmente transitada y puede convertirse en un tesoro bien escondido del centro para no recurrir a los típicos lugares llenos de turistas.

Petisqueira

(Churruca, 6) y La Petisqueira 2 (Mejía Lequerica, 17). Además de por sus raciones y bocadillos, las tapas gratis que sirven con cada consumición. Sándwiches a la plancha, minihamburguesas, revuelto de morcilla  y tortilla española son las tapas más populares.

 

Bar Padrao

(Travesía de la Parada, 4). Menos conocido, aunque igualmente recomendable, es este bar próximo a la calle San Bernardo. No es de extrañar que, con la primera consumición, aparezca una barra de pan (ojo, entera) rellena de algún embutido.

 

La Blanca Paloma

(del Espíritu Santo, 21) Es típico bar donde empezar la noche en Malasaña. Conocido por sus abundantes y variadas raciones y porque con la tapa gratis que dan con la caña sales cenado, te puede poner pimientos de padrón, callos, huevo frito, ensaladilla, patatas guisadas con mojo…

 

Entre Cáceres y Badajoz

(Don Ramón de la Cruz, 109). La paella, los calamares o las patatas con chorizo son algunas de las tapas clásicas que sirve esta taberna de aire andaluz decorada con motivos taurinos.

 

Taberna La Nueva 

(Arapiles, 7). Muy cerca de la Glorieta de Quevedo, este pequeño bar guarda todo el sabor del Madrid más castizo. Vete de cañas o vinos y toma alguna de las tapas que tienen encima de la barra. Su ensaladilla rusa está riquísima. Siempre están a tope y el servicio es un pelín lento, pero son majos y profesionales.

 

Los Enemigos

(Ezequiel Solana, 116). Todo un clásico en el barrio de la Elipa, con cada consumición te ponen aproximadamente 5 tapas. Varian en función del día, ensalada de pasta, aros de cebolla, empanadillas, pollo, nuggets, croquetas de bacalao, patatas bravas, mini tortillas, etc.  La calidad de la comida es buena y  casera.

 

Casa Pepe

(Celanova, 19). También conocido como “Pepe el guarro”, es un bar caótico y ruidoso, con cañas y alitas de pollo para todo el mundo. De hecho, el sitio adquirió su apodo de “Pepe el guarro” porque la gente acaba tirando los huesos de las alitas directamente al suelo. Es posible disfrutar de varias rondas de cerveza junto con las tapas (embutidos, patatas dos salsas, y claro está las alitas de pollo).

 

Mareas Vivas 

(Veneras, 3). El bar-restaurante de cocina gallega conocido por poner una tapa gratis y generosa, que varía con cada caña. Suelen poner paella, croquetas, tortilla, lacón a la gallega… Sus dos hits son la tapa de paella y los “preñaos”, unos bollos de pan con chistorra dentro. Está dividido en dos espacios, la zona de barra y el salón restaurante.

 

A’ Conchiña

(Benidorm, 32).Bar gallego situado en el barrio de Quintana, que tiene como tradición que sus clientes no salgan con hambre del local. El bar siempre está lleno. Las raciones que te sirven con las cañas son grandes y variadas. Una de sus especialidades y curiosas es la sangría hecha con sidra natural. Las tapas están riquísimas, puede ir desde unas magnificas patatas bravas, pasando por unos fritos, hasta un plato de jamón recién cortado.

 

Índalo

(Pérez Galdós, 7) y (Atocha, 14). Comenzó con un pequeño local en Alcalá de Henares en 1989 y hoy en día ya cuenta casi una decena de bares repartidos por todo Madrid. ¿El secreto de su éxito? Sus cervezas frías, su trato siempre cercano y sobre todo las tapas gratis que acompañan a cada consumición. Escalope de pollo, hamburguesa, huevos rotos con jamón, croquetas, tortilla con chistorra… hay para todos los gustos y siempre las sirven calientes.

2 Comments

  • Yo conozco de la lista 4. El Tigre y el de A Conchiña (q ese está muy cerquita de mi barrio) ponen generosas y ricas tapas. Los Enemigos, antes lo llevaban unos dueños de Cadiz y ademas de poner muchas y abundantes tapas, ponian de música, chirigotas d los carnavales d Cádiz y hasta organizaban un viaje a los carnavales cada año. Desde q lo traspasaron a otros dueños sudamericanos ya NO ES IGUAL.
    Y el de La Pequeña Graná es una estafa en las cañas (que son en vasos tipo copa q no cabe ni una caña de las de vaso normal) y te cobran casi 2 € por ellas. Y si quieres una caña de tamaño normal son casi 4 €. Y las tapas, ademas de no ser tan variadas, no son tan abundantes y no puedes pedir la q quieras si vas con alguien. Tienes q pedir las 2 tapas iguales. Un fraude total.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *