Madrid obliga el uso de la mascarilla y limita los grupos a 10 personas

Finalmente Madrid obliga el uso de la mascarilla y limita la reunión de grupos a 10 personas, además de crear una cartilla Covid.

La Comunidad de Madrid ha anunciado este martes nuevas medidas en su estrategia contra el coronavirus, con la intención de equilibrar la seguridad sanitaria y la actividad económica. La presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, ha detallado que desde este jueves Madrid obliga el uso de las mascarillas en todos los ámbitos y se limitarán de nuevo los aforos en terrazas, espacios abiertos e interiores a grupos máximos de diez personas, así como la recomendación de hacer lo propio en reuniones privadas en viviendas. Además, se reabrirán dos pabellones de Ifema y se duplicará el número de rastreadores, hasta un total de 360, para controlar los brotes de Covid-19 detectados en la región.

Madrid obliga el uso de la mascarilla y limita los grupos a 10 personas

«La estrategia es que no volvamos atrás», ha dicho Díaz Ayuso, que ha destacado que la modificación de la orden sanitaria tiene como fin último no volver al confinamiento masivo. Así, además de la limitación de las reuniones y se obliga el uso de la mascarilla –con las excepciones de los menores de seis años y quienes hagan deporte al aire libre–, en lo relativo al sector de la hostelería se impondrá el cierre de terrazas a las 1.30 horas y no podrán recibir clientes desde media hora antes. Estos locales y los de ocio nocturno, además, deberán contar con un registro de cada visitante para un hipotético rastreo y está prohibido el uso de cachimbas.

Entre las medidas sanitarias destacan dos novedades. La primera, la apertura del hospital de emergencias en dos pabellones de Ifema hasta que entre en funcionamiento definitivamente, si bien el recinto ferial de la capital no estará cerrado como en el momento más crítico de la pandemia. «Vamos a establecer una estrategia con los gerentes y con los equipos médicos de manera que el Covid no vuelva a todos los hospitales y para que todo el personal sanitario no vuelva a pasar por la misma pesadilla», ha dicho la presidenta.

Madrid obliga el uso de la mascarilla y limita los grupos a 10 personas

En segundo lugar, Ayuso ha anunciado que se trabaja en un proyecto piloto para activar una especie de cartilla Covid-19, similar a la de vacunación internacional e incorporada a la tarjeta virtual. La pretensión es que en ella se reflejen las pruebas PCR o si has generado anticuerpos para limitar los movimientos de los infectados y permitir mayor libertad de aquellos que «ya no pueden contagiar ni ser contagiados».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *