El verano arranca con la Luna de fresa 2021, la última Superluna del año

El cielo nos regala la espectacular Luna de fresa 2021, la primera luna llena de verano y la última superluna del año

El 24 de junio veremos la luna un poco más brillante y grande de lo que estamos acostumbrados, ya que tendrá lugar la Luna de fresa 2021. Este fenómeno es muy especial para los amantes de la astronomía y la astrología, ya que estamos ante la primera luna llena del verano y la última superluna del año.

La Superluna es un suceso que tiene lugar cuando coincide la Luna llena o Luna nueva con el mayor acercamiento de esta a la Tierra (llamado perigeo). Es decir, la órbita de la luna está más cerca a la Tierra, al mismo tiempo que está llena.

El verano arranca con la Luna de fresa 2021, la última Superluna del año

La llegada de la Luna de fresa 2021 es inminente: de hecho, tendrá lugar este jueves 24 de junio y se espera que pueda verse de manera más nítida a partir de las 20.40. Lógicamente, con la caída del sol será más sencillo apreciarla en todo su esplendor

Este eclipse es conocido como ‘Luna de fresa’, ya que es el nombre con el que tradicionalmente se ha bautizado en Estados Unidos a este eclipse por coincidir con la corta temporada de la cosecha de fresas en el mes de junio.

Dejando a un lado la botánica y la astronomía, los expertos astrólogos aseguran que la superluna es una fuente de energía, y que afecta a las emociones humanas de manera directa

El verano arranca con la Luna de fresa 2021, la última Superluna del año

MEJORES MIRADORES DE MADRID

Mirador de las Vistillas

Este cerro proporciona una panorámica exclusiva del Madrid antiguo y castizo. Situado en las proximidades del barrio de La Latina, las vistas de la catedral de La Almudena, la ribera del Manzanares o, a su espalda, la Casa de Campo, hacen de este lugar un espacio único en la capital. Dada su ubicación, también es perfecto para disfrutar de la Superluna en lo más alto de la capital.

Además de las vistas, valga la redundancia por su propio nombre, se trata de un espacio muy agradable para dar un paseo antes de caiga la noche. Su proximidad con el Madrid de los Austrias lo convierte, además, es una crónica viva de la Historia. Un punto que no te puedes perder.

Cerro del Tío Pío

Las vistas aéreas que ofrece son una pasada. Como se aprecia en la imagen que acompaña este texto, su belleza radica en los tejados de ladrillo, edificios salientes y desiguales, con el Pirulí y las Cuatro Torres de fondo. Sin embargo el protagonismo esta noche no estará en los tejados, sino un poco más arriba, en el cielo, donde resplandecerá más que nunca la Luna.

Ubicado en Vallecas, se trata de uno de los mejores puntos de la capital para abstraerse del ruido y el ritmo frenético de la ciudad.

Azotea de Cibeles

Las vistas aéreas que ofrece son una pasada. Como se aprecia en la imagen que acompaña este texto, su belleza radica en los tejados de ladrillo, edificios salientes y desiguales, con el Pirulí y las Cuatro Torres de fondo. Sin embargo el protagonismo esta noche no estará en los tejados, sino un poco más arriba, en el cielo, donde resplandecerá más que nunca la Luna.

Ubicado en Vallecas, se trata de uno de los mejores puntos de la capital para abstraerse del ruido y el ritmo frenético de la ciudad.

Mirador del Cerro Hilo

El Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama está plagado de miradores que proporcionan una vista increíble de los montes y laderas de Madrid. El Mirado del Cerro Hilo, en el municipio de Becerril de la Sierra, es uno de ellos y uno de los más recomendados. A unos pasos del pueblo, se puede llegar desde la presa del embalse de Navacerrada.

Este mirador ofrece una perspectiva de 360º sobre la que hoy destacará más que nunca la Luna.

Silla de Felipe II

Puede decirse que toda la naturaleza de la Sierra de Guadarrama y parte de la Historia de España convergen en este punto, la silla desde la cual Felipe II siguió las obras del espléndido Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Las vistas del pueblo homónimo y la propia construcción son inigualables; todo envuelto en una atmósfera natural sin comparación. Eso sí, aquel que quiera acudir hasta aquí para ver la Luna tendrá que hacerlo con precaución y con ropa de abrigo.

Si no conoces dónde está, es muy sencillo: desde Madrid por la M-505, dirección Galapagar, debes desviarte hacia Ávila un poco antes de llegar a El Escorial. Después, giras a la derecha y subes por la carretera hacia el Puerto de la Cruz Verde. A la derecha, mientras tanto, puedes contemplar el pueblo de San Lorenzo. Pronto llegarás a un nuevo desvío que ya indica la Silla de Felipe II.

More from Jose Carlos

Cinco Restaurantes Que No Te Debes De Perder En Malasaña

Nadie puede negar que Malasaña es uno de los barrios de moda...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *