El río Manzanares se contamina con restos de la demolición del Calderón

El río Manzanares, recuperado gracias a la renaturalización de los últimos años, se ha contaminado con toneladas de cristales y hormigón procedentes de la demolición de la grada del Vicente Calderón.

El ingeniero y ecologista Santiago Martín Barajas fue el autor principal del proyecto para devolver al río Manzanares su flora y fauna autóctonas, uno de los primeros que acometió Manuela Carmena tras acceder a la alcaldía de la capital. Desde hace cuatro años, sale a recorrer el cauce para capturar con su cámara a las especies que han vuelto: ánades reales, garcetas comunes, gallinetas o ejemplares huidizos de martín pescador.

Tras dos meses de confinamiento obligado, el ecologista aprovechó la recién entrada en fase 1 de la Comunidad de Madrid para reanudar sus paseos por el río y ver la evolución de la flora y fauna, lo que no esperaba encontrar en las orillas de su añorado Manzanares toneladas de escombros del que fue el estadio del Atleti.

El naturalista, portavoz en Ecologistas en Acción, ya ha denunciado el hecho a la Confederación Hidrográfica del Tajo para paralizar las obras y obligarles a dejar eso como estaba. Si las cosas no cambian de inmediato, está dispuesto incluso llevar a los tribunales a los responsables de la demolición.

Todos los ríos, independientemente de que sean urbanos o no, cuentan por ley con una protección ambiental. El ecologista desconoce cuántos días lleva produciéndose este vertido en la demolición del estadio que está llenando el cauce de trozos de cristal y hormigón.

El río Manzanares contaminado con restos de la demolición del Calderón

El Ayuntamiento de Madrid asegura que el derribo final de la grada solo se podía realizar de esa forma. “La grada del estadio en esta parte está en el mismo plano del cajero del río y la única posibilidad de ejecutar la demolición ha sido mediante la construcción de una ataguía paralela al cajero, una especie de presa cubierta con geotextil de alta resistencia que permite recoger los materiales que pudieran caer al río en este recinto acotado sin afectar al cauce”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *