El Retiro recupera su Montaña de los Gatos y sus cascadas

El Retiro recupera su Montaña de los Gatos y sus cascadas

Tras 20 años cerrada, el parque de El Retiro de Madrid recupera uno de sus tesoros , la conocida como Montaña de los Gatos y sus cascadas

Madrid recupera la ‘Montaña de los Gatos del Retiro‘ veinte años después de su cierre, incluidas las cascadas, una vez solucionados los problemas de filtraciones de agua que motivaron su clausura en 2004.

Os dejamos un vídeo de la Montaña de los Gatos de nuestra nueva cuenta de Instagram

Tan solo unos pocos afortunados recuerdan cómo era esta montaña artificial levantada en el siglo XIX por el rey Fernando VII con torres y hasta mirador y que recibe su nombre por haber sido en el pasado espacio habitual para las colonias de felinos que poblaban este punto de la ciudad.

El Ayuntamiento de Madrid ha restaurado al completo, tanto las cascadas como el itinerario interior.Además, durante las obras se ha dado con el hallazgo de un viaje de agua que conducía a una noria anterior al parque.

Los trabajos, realizados durante ocho meses han supuesto una inversión de 2,1 millones por parte del Área de Urbanismo, Medio Ambiente y Movilidad, permiten la percepción visual que se tiene del parque desde la plataforma superior de la montaña.

EXPOSICION TEMPORAL

Ahora, con su reapertura, los visitantes podrán disfrutar del conjunto de la zona ajardinada y de la estructura exterior reformada, además de una muestra que acogerá desde este mismo miércoles el espacio abovedado interior.

Esta exposición temporal permitirá conocer la historia de la Montaña de los Gatos, así como el detalle de los trabajos que se han llevado a cabo para su recuperación integral. Estará abierta de 11 a 13 horas y de 18 a 20 horas.

El interior de la montaña consta de un espacio abovedado de planta circular abierto con un óculo superior del que nacen cuatro galerías que discurren por el interior del cerro artificial. El primero de estos pasillos, dispuesto en el eje perpendicular a la calle O’Donnell, hace las veces de acceso.

Los otros tres nacen desde el espacio interior, avanzan bajo la montaña en direcciones opuestas hacia los estanques del perímetro en busca de la caída de agua de las cascadas exteriores.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *