El mítico Real Cinema de Ópera será un hotel de lujo

No hay una semana que pase y que no tengamos que lamentar la perdida de un local emblemático de la capital. Si la semana fue la floristeria el Jardín del Ángel, en esta ocasión se trata del mítico Real Cinema de Ópera, con casi un siglo de vida a sus espaldas, se convertirá en un resort de lujo.

Ya es oficial. El Real Cinema de Ópera tendrá una nueva vida, aunque no es la que muchos esperarían. Justo un siglo después de que Alfonso XIII lo inaugurara, volverá a abrir sus puertas convertido en un resort de lujo en el centro histórico y neurálgico de la ciudad.

La cadena ibicenca OD Hotels, que pertenece al sobrino de Abel Matutes, adquirió recientemente el Real Cinema, un emblemático inmueble del centro de Madrid situado enfrente del Teatro Real de Madrid, en la misma Plaza de Isabel II, y muy cerca de la Puerta del Sol. La adquisición del edificio costó cerca de 24,7 millones de euros y con su remodelación supondrá una inversión total de 34 millones de euros.

La idea de fondo revivir un espacio mítico, que echó el cierre en 2012, como tantos otros cines, consecuencia de la crisis agravada por el aumento del IVA cultural. En esta nueva etapa, renacerá manteniendo algunos rasgos de su esencia original como parte de una fachada, detalles de su estructura o elementos artísticos

El inmueble se levanta sobre un solar de poco más de 900 metros, cuenta con una superficie construida de 2.300 metros cuadrados, y además de la sala de espectáculos dispone de un sótano que ocupa la parte anterior del solar, de la planta baja, dos pisos altos y una terraza.

El futuro Ocean Drive Madrid, así es como se llamará este resort de lujo, tendrá 72 habitaciones, dispondrá de una piscina y una terraza en la azotea con espectaculares vistas del centro de la capital, además de restaurante y salas de reuniones. Se prevé que abra sus puertas en 2020.

Un siglo de historia

Frente al Teatro Real, a escasos metros de la plaza de Oriente, el Palacio Real o la Puerta del Sol, el Real Cinema cuenta con una ubicación privilegiada. El inmueble fue inicialmente una sala de cine —aunque también ha funcionado como teatro— y fue inaugurado en 1920 por Alfonso XIII. Sufrió daños estructurales durante la Guerra Civil y en los sesenta fue demolido y reconstruido. Desde entonces ha sido objeto de varias remodelaciones, la última en los noventa, para alojar multicines. Es obra del arquitecto Teodoro Anasagasti (1880-1938), autor también del monumento a Alfonso XII (Parque del Retiro), el ABC Serrano, los Grandes Almacenes Madrid-París (Gran Vía 32), el antiguo Cine Monumental (Atocha) o el Teatro Pavón (Embajadores).

En el edificio, una escalera principal pone en comunicación todos los pisos, desde el sótano a la terraza y la torre. En el primer piso alto se han dispuesto el bar, un salón y dos cuartos de aseo, y en el segundo, las oficinas y sala de pruebas. La sala se compone de un escenario para proyección, patio de butacas y dos grandes palcos bajos con capacidad para 2.000 espectadores.

Tags from the story
,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *