El agua de Madrid se encuentra entre las mejores de España

Si de algo podemos presumir los madrileños es de nuestra agua del grifo, procedente de las sierras que rodean a la región. Son varios los estudios que han corraborado que el agua de Madrid se encuentra entra las mejores de España. Por algo, los madrileños son los que más agua de grifo consumen a nivel nacional.

Está demostrado que el agua del grifo de Madrid es de las mejores de España y no solo por su sabor sino por sus propiedades, según rubrican varios estudios. Madrid está entre las 5 mejores aguas de las capitales de España, según un estudio que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realizó en 2014, acompañada por la de otras ciudades como Burgos, Vigo, San Sebastián y Las Palmas.

Los madrileños disfrutan bebiéndola del grifo y en las fuentes de la ciudad. Se acaba de empezar la instalación de 284 fuentes nuevas en todos los distritos, con lo que nos acercaremos a las 2.000 fuentes públicas en la ciudad.

El buen sabor está en su origen

El Canal de Isabel II que gestiona el agua de Madrid cuenta con 14 embalses y 75 captadores de agua subterránea. En estos puntos ya se establencen controles de calidad. Tras su almacenamiento, el agua se somete a tratamiento de potabilización en las diversas estaciones.

Pero la clave del buen sabor está en su origen, ya que las mejores aguas, en cuanto a aspecto y sabor –no necesariamente en cuanto a potabilidad– son las que nacen de las sierras. En el caso de Madrid, prácticamente toda. No es lo mismo una sierra granítica, como la madrileña, que una caliza. Las corrientes que pasan por las primeras apenas arrastran materiales. El granito no se descompone fácilmente con el agua, a diferencia de otro tipo de rocas. El agua de Madrid llega a los ríos con menos cal.

Ahorrar bebiendo del grifo

Beber de la fuente tiene además muchas ventajas ya que se evita el uso y deshecho de plástico de botellas, no hay que cargarla, almacenarla ni transportarla. Además, desde el Canal de Isabel II indican que un agua como la de Madrid conlleva “un menor consumo de detergentes y productos de higiene personal, unos menores tiempos de cocción de los alimentos, con ahorro de electricidad y gas y una mayor vida media de lavadoras y lavavajillas”.

La mayor parte de los madrileños dicen que el agua del grifo en Madrid está muy buena, incluso deliciosa. Por ello, no es habitual comprar agua embotellada en el hogar. El 76% de los madrileños consumen directamente agua del grifo. De hecho, Madrid es la Comunidad Autónoma en la que menos agua envasada se consume: 59 litros por habitante y año frente a los 148 de media nacional.

Los mentalidad de un madrileño es: “¿por qué pagar por eso cuando realmente puedes obtenerlo gratis?” En Madrid, un litro de agua cuesta de media algo más de 0,0015 euros, mientras que el litro de agua embotellada cuesta de media unos 21 céntimos, es decir, es 140 veces más cara.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *