Madrid acoge una exposición con objetos de la casa de Ana Frank

Nuestra querida Madrid tiene el privilegio de albergar varios de los objetos que están expuestos en la casa de Ana Frank en Amsterdam. Será la primera vez que estos obejetos se muestren al público fuera de Holanda. ¿Te vas a perder esta oportunidad histórica?

La exposición ‘Auschwitz’ incorpora nuevos objetos procedentes de la Casa de Ana Frank, en Ámsterdam, dedicado a la memoria de la niña judía autora del ‘Diario símbolo del Holocausto’, traducido a cerca de 70 lenguas. Se trata, en concreto, del tirador que accionaba la entrada al “anexo secreto” donde residía la familia, un libro de botánica que constituyó el obsequio que recibió la joven escritora en su último cumpleaños y una guía turística sobre Holanda, en español, que perteneció a Fritz Pfeffer, oculto junto a ellos desde otoño de 1942. Es la primera vez que estos objetos se muestren al público fuera de Holanda

Pero no acaban ahí las buenas noticias. Además, la Comunidad de Madrid, Canal de Isabel II y Musealia han ampliado hasta el 3 febrero de 2019 la estancia de la exposición ‘Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos’ en el Centro de Exposiciones Arte Canal de Madrid, tras superar las 450.000 entradas desde su apertura en diciembre de 2017.

La exposición Auschwitz muestra a lo largo de un espacio de 2500 metros cuadrados más de 600 objetos originales del mayor de los campos nazis alemanes, en su mayoría pertenecientes a la colección del Museo Estatal de – Birkenau. Es la primera vez que la gran mayoría de estos objetos se muestran al público, a los que se unen los procedentes de la casa de Ana Frank.

La exposición Auschwitz supone un emotivo y riguroso recorrido por uno de los capítulos más oscuros de la historia de la humanidad que, sin duda, removiendo la conciencia del mundo con un claro objetivo: conocer de primera mano cómo un lugar así pudo llegar a existir y servir como advertencia universal de los peligros derivados del odio y la intolerancia. Una reflexión inolvidable sobre la compleja realidad del Holocausto y la propia naturaleza del ser humano.

Las entradas para visitar la exposición se encuentran ya a la venta en la web www.auschwitz.net.

Una colaboración sin precedentes

La exposición Auschwitz ha sido concebida y diseñada por la compañía española Musealia y un equipo multidisciplinar de expertos liderados por el historiador Dr. Robert Jan van Pelt, junto al equipo de comisarios, conservadores, archivistas e investigadores del Museo Estatal de Auschwitz – Birkenau, custodio y gestor de los restos del antiguo campo nazi alemán de concentración y exterminio, hoy patrimonio de la Unesco.

Se trata de una colaboración sin precedentes, dada la gran cantidad de piezas cedidas por el Museo Estatal de Auschwitz – Birkenau y el carácter itinerante e internacional de esta nueva exposición, que durante su estancia en España contará con la colaboración especial de Canal de Isabel II y la Comunidad de Madrid.

Más de 20 instituciones, museos y coleccionistas privados de diferentes naciones han colaborado en el proyecto.

Información práctica

La exposición Auschwitz permanecerá en la capital española hasta el 3 de febrero de 2019.

La tarifa general de acceso será de entre 7 y 12,50 euros, dependiendo del día de la semana, y contempla descuentos para grupos de más de 15 personas, menores de edad, discapacitados, pensionistas, estudiantes, titulares de carnet joven, mayores de 65 años, miembros de familias numerosas o personas en situación de desempleo, entre otros colectivos.

Asimismo, Canal de Isabel II y Musealia colaborarán en la gratuidad de la muestra para alumnos de todos los colegios de España, con la intención de que estos puedan ampliar sus conocimientos históricos y ahondar en la importancia de la defensa de los derechos humanos y el respeto a la diversidad global.

Sobre la Colección

La exposición Auschwitz muestra más de 600 objetos originales, en su mayoría pertenecientes a la colección del Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau.

Entre estas piezas destaca un barracón original procedente de Auschwitz III – Monowitz, uno de los subcampos en que se dividía Auschwitz destinado principalmente al trabajo forzado, y un vagón original de la compañía nacional alemana de tren, la Deutsche Reichsbahn, del modelo empleado durante la Segunda Guerra Mundial para el traslado de soldados, prisioneros de guerra y judíos deportados hasta los guetos y campos de exterminio.

Además se muestran al público pequeños objetos personales de algunas de las víctimas y verdugos del campo, elementos estructurales del campo y documentación y material audiovisual inédito, entre otros.

Estos excepcionales objetos narran la totalidad de la historia de Auschwitz, así como representarán a todos los grupos de víctimas en el campo: judíos deportados para su exterminio, polacos, gitanos, prisioneros de guerra soviéticos y otros tantos colectivos. Del mismo modo, algunos objetos mostrarán también el mundo de los verdugos, al recoger la realidad de los miembros de las SS, la fuerza ejecutiva ideológica del nazismo que creó y operó el campo.

No hace mucho. No muy lejos.

Más de 1.100.000 personas fueron asesinadas en Auschwitz a manos de los nazis. Ocurrió en el corazón de Europa, en el seno de la sociedad más avanzada tecnológicamente de su época. No hace mucho. No muy lejos. Por lo que recordar y tener presente la mayor masacre perpetrada en el siglo XX es un imperativo para la educación de las nuevas y futuras generaciones.

 El Director del Museo Estatal de Auschwitz-Birkenau, el Dr. Piotr M.A. Cywiński, comenta a este respecto que “el mundo se mueve hoy en direcciones inciertas. Por eso necesitamos, cada vez más, apoyarnos en los fuertes pilares de nuestra memoria”. “Auschwitz y la tragedia de la Shoá son uno de esos pilares que no pueden ignorarse a la hora de crear un nuevo rostro para el mundo”, añade.

En este sentido, ha manifestado que “nada puede reemplazar la visita al verdadero lugar donde se perpetró el mayor crimen del siglo XX, pero esta exposición, que podrán visitar personas de muchos países, puede convertirse en un llanto colectivo de advertencia al mundo de los peligros de construir un futuro basado en el odio, el racismo, el antisemitismo y el desprecio infinito hacia otro ser humano”.

El Director del proyecto expositivo, Luis Ferreiro (Musealia), comenta a este respecto que “El odio, el racismo, el antisemitismo y la intolerancia son conceptos lamentablemente muy actuales. Por eso, ahora más que nunca, resulta de vital importancia recordar cuáles pueden llegar a ser sus consecuencias y hasta dónde estos pueden llevarnos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *