Lavapiés engalana sus calles a pesar de la cancelación de sus fiestas

Agosto es sinónimo de fiestas populares en Madrid, pero no este año. Al menos, los vecinos de Lavapiés han decorado sus calles para alegrar a los transeúntes

Este año en las calles de Lavapiés, Embajadores o La Latina no habrá procesiones ni charangas, tampoco pasodobles, chotis o conciertos. La trilogía de verbenas, San Cayetano, San Lorenzo y la Virgen de la Paloma, que tradicionalmente se celebran en el mes de agosto, esta vez no llegará.

El pasado mes de abril, el Ayuntamiento canceló todas las verbenas previstas entre los meses de mayo y octubre en todos los distritos de la ciudad así como actuaciones o actividades al aire libre o en recintos cerrados promovidas por los propios distritos.

La Covid-19 ha arrasado también con las festividades de la capital, pero no ha podido con el ánimo de los moradores de estos barrios que han decidido adornar sus balcones para dar esperanza y alegría a todos quienes recorren el lugar.

A diferencia de los años anteriores, esta vez hay apenas cinco calles de Lavapiés que han sido decoradas: Amparo, Tribulete, Zurita y Doctor del Piga.

En la calle El Oso, por ejemplo, un grupo de vecinos decidió engalanar sus ventanas para continuar con una tradición que este año cumple su aniversario número 40. Las personas mayores hicieron las flores, los de mediana edad montaron las guirnaldas y los jóvenes colocaron las tiras de balcón a balcón. Están  los tradicionales cuatro muñecos de manolos y chulapas que esta vez acompañan su vestimenta tradicional con una mascarilla.

Por el momento, las largas noches estivales y las altas temperaturas de la capital deberán soportarse en casa o en las terrazas. Los gigantes y cabezudos, los chulapos, manolos y chisperos deberán esperar un año más para alegrar las calles de la capital.

Fuente: El Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *