El mítico tablao flamenco Casa Patas cierra sus puertas

Casa Patas, el mítico templo flamenco de Madrid por donde han pasado Camarón, Miguel Poveda, Diego el Cigala, Paco de Lucía, Joaquín Cortés, Niña Pastori, José Mercé o Sara Baras, ha anunciado su cierre definitivo por la crisis del coronavirus, y mucho nos tememos que no será la última.

Casa Patas, inaugurado en 1988 en la zona de Lavapiés, cerró sus puertas con el inicio del estado de larma y ya no volverá a abrirlas, según han asegurado sus encargados. Tras 32 años de trayectoria, el emblemático espacio de flamenco ha declarado la inviabilidad de mantener una plantilla y un espacio con las perspectivas económicas y turísticas para este año.

La exigente clientela local, erudita y profesional de este arte, contribuyó con su fidelidad a crear una imagen de prestigio a nivel internacional; y, por eso, desde hace años, el nombre de Casa Patas aparece en las mejores guías turísticas reconocido como “el lugar más auténtico de flamenco en Madrid”.

El mítico tablao flamenco Casa Patas cierra por la crisis

El tablao se encuentra situado en un edificio del S. XIX en la calle Cañizares, 10, y programaba cada año más de 300 espectáculos protagonizados por más de 100 grupos flamencos en el que participaban más de 300 artistas, lo que lo convertía en uno de los locales más activos de la escena de música en vivo de la capital.

Los trabajos de fomento del flamenco a través de la propia Fundación de Casa Patas tienen la intención de mantenerse. Así, en principio se retomarán las clases de baile flamenco, guitarra, cante y cajón en la Fundación Conservatorio Flamenco Casa Patas, que prevé reabrir sus puertas a partir de la fase 2 para sus dos centenares de alumnos.

El mítico tablao flamenco Casa Patas cierra por la crisis

Por el tablao de Casa Patas han pasado muchas otras figuras flamencas, del calibre de José Mercé, Antonio Canales, Enrique y Estrella Morente, Carmen Linares, Paco de Lucía, Remedios Amaya, Miguel Poveda, Tomatito, Niña Pastori, Joaquín Cortés, Sara Baras o hasta el propio Camarón de la Isla, que recibió allí mismo su Disco de Oro por las ventas del disco ·Soy gitano”, en una fiesta que debió ser de antología.

Fue, también, escenario de legendarios debuts. Muchas primeras figuras comenzaron sus carreras en Casa Patas, y su tablao también fue testigo del descubrimiento de un jovencísimo Diego el Cigala con veinte añitos, en 1989.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *