Las míticas croquetas y zapatillas de el Melo’s regresan a Lavapiés

Entre tanta tristeza por cierres de míticos establecimientos, hoy traemos un rayo de alegría con la reapertura de el Melo’s en Lavapiés

Hay lugares que son pura historia de Madrid y que cuando cierran, es una pequeña derrota, una mella más en un legado que muchas veces no se recupera. Así nos sentimos cuando, en octubre de 2020, se anunciaba el cierre del mítico Melo’s.

La historia que comenzó en un pequeño y humilde bar de Lavapiés, allá por 1979, se apagaba. José Ramón Álvarez, capitán de este barco junto a Encarni, tenía que cerrar por salud. Madrid se quedaba sin sus croquetas, sus empanadillas o sus míticas zapatillas, esos sánwiches XXL, de 1 kilo de pan gallego rellenos de lacón y queso de tetilla.

Vuelven las zapatillas a Lavapiés

La sorpresa llegaba hace dos semanas. En Instagram surgía una nueva cuenta @barmelos con un sobrenombre bien claro: El Melo’s de siempre, pero renovado. ¿Volvía el Melo’s? Efectivamente. La gente se volvió loca y todos empezaron a preguntar. Tranquilos, porque prácticamente todo va a permanecer igual. No hay grandes inversores detrás, sino dos entusiastas del lugar que han vivido en el barrio durante toda su vida. El diario El Español ha indagado y nos cuentan cuándo y cómo será la reapertura.

Rafael Riqueni, propietario del bar de copas Reptilia ha vivido de siempre en el número 40 de la calle Ave María, justo al lado de Melo’s. Desde siempre ha sido su bar favorito y sus croquetas, su plato preferido. Siempre tuvo la ilusión de montar algo parecido junto a mi bar de copas.

Entonces con el traspaso, surgió la oportunidad. Para esta aventura se juntó con un amigo del barrio y del colegio, Ignacio Revuelta, hijo del actual dueño y nieto del que fundó el mítico Casa Revuelta, uno de los mejores bacalaos rebozados de todo Madrid.

Así es el nuevo Melo’s: prácticamente igual que siempre

Lo mejor de todo, es que el Melo’s continua con su esencia de siempre. No han habido obras, solo un mantenimiento de lo que había y arreglo de los desperfectos por haber estado cerrado. No cambia la carta. No sube los precios.

“Todo sigue igual. Nos han enseñado a preparar sus platos, como las zapatillas, aunque de las croquetas, hemos tenido que buscar nosotros el punto exacto y mágico de la bechamel, porque de estas solo nos dan pinceladas. ¡Encarni no ha dado ni a su propia hija la receta!”, apuntan.

Melo’s abrió el pasado miércoles 24 de febrero y tiene el siguiente horario:

  • Miércoles, Jueves y Viernes: 19:00 – 23:00
  • Sábado y Domingo: 13:00 – 16:00 y de 17:00 a 23:00

De momento han empezado a trabajar sin reservas, y en función de la demanda seguirán así o pondrán un sistema de reservas

Por lo visto, tendremos Melo’s para tiempo. ¡Larga vida al Melo’s y sus zapatillas!

More from Jose Carlos

Uniqlo, el Zara japonés, se estrena en Madrid

El jueves 17 de octubre se producirá en Madrid uno de los...
Read More

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *